Si no has estado en Igeldo, no conoces San Sebastián

Monte Igueldo
Monte Igueldo

Todos los que han experimentado la increíble sensación de perder la mirada en su horizonte coinciden: “Si no has estado en Igeldo, no conoces San Sebastián”. Situado en el extremo oeste de la bahía de La Concha, el Monte Igeldo es una atalaya privilegiada desde la que se contemplan las mejores vistas de la hermosa San Sebastián y del impresionante paisaje que la rodea: mar azul y verdes montañas.

A la espectacularidad del panorama que se abre ante los ojos del visitante, y que abarca desde el vizcaíno cabo de Matxitxako hasta la Landas francesas, se suma el especial encanto de acceder a la cumbre en el funicular.

Pintoresco, encantador o entrañable son algunos de los piropos que cada día recibe este singular medio de transporte que, inaugurado oficialmente el 25 de Agosto de 1.912 por la Reina Dª Mª Cristina, mantiene todo el encanto de los días de antaño.

Para deleite de donostiarras y visitantes, el funicular sigue funcionando a diario con los mismos equipos y vehículos de su inauguración. Los coches aún conservan, con alguna pequeña modificación, la carrocería de madera originaria. No en vano, es uno de los funiculares que mejor ha sabido conservar su estado original, lo que supone un atractivo añadido para el conjunto turístico y de ocio del Monte Igeldo.

Vistas a San Sebastián desde el Monte Igeldo
Vistas a San Sebastián desde el Monte Igeldo

Una vez arriba, además de la cafetería-self-service donde se puede tomar algo mientras se “saborean” plácidamente las vistas que ofrece su impresionante terraza panorámica, otra grata sorpresa espera al ya fascinado visitante: El Parque de Atracciones.

No se trata ciertamente de un parque al uso, sino de un recuerdo vivo del ocio más tradicional que ha perdurado a través del tiempo. Así lo evidencian sus atracciones más antiguas y emblemáticas, de principios de los años treinta del siglo XX: La Montaña Suiza, el Río Misterioso, el Estanque de Canoas o el Laberinto, auténtico germen del actual parque de atracciones y de las que todavía pueden disfrutar nostálgicos y visitantes.

Y dominando el Parque de Atracciones, el Torreón: Antiguo faro de leña cuya historia arranca de mediados del siglo XVIII y que muestra, a través de la exposición que alberga, cuáles eran no hace demasiado tiempo nuestros modos de vida y costumbres.

Y para los que quieran disfrutar con más calma de este marco incomparable, el Hotel Mercure Monte Igeldo (4 estrellas) junto al Parque de Atracciones, es sin duda la mejor opción. Sus coquetas habitaciones y extraordinario restaurante con vistas a la bahía de La Concha lo convierten en una apuesta segura por la tranquilidad y el buen gusto.

Montaña Suiza del Monte Igeldo. Fotografía Pablo Muñoz Gabilondo
Montaña Suiza del Monte Igeldo. Fotografía Pablo Muñoz Gabilondo

La montaña suiza, pura adrenalina

Para quienes gusten de emociones fuertes… esta es su actividad. Con unas vistas inigualables sobre la ciudad y el Cantábrico, los dos azules vagones de madera sobre raíles de acero permiten a sus pasajeros disfrutar de un momento difícil de olvidar. Adrenalina pura. Como curiosidad, entre ellos se sitúa el “brakemen”, el operario de nervios de acero encargado de su conducción.

Esta atracción fue diseñada por el ingeniero alemán Erich Heidrich e inaugurada en 1928. Es probable que, de las de acero, sea una de las más antiguas del mundo aún en funcionamiento.

Parque de Atracciones Monte Igeldo

Paseo de Igeldo, 183      20008 Donostia-San Sebastián

T.:943 213 525     info@monteigueldo.es

Funicular y parque atracciones - www.monteigueldo.es

Hotel Monte Igeldo - www.monteigueldo.com

Si te gusta la noticia no puedes perderte:

Peine del Viento

¡Que llegan las olas!

En septiembre recomendamos a quienes visitan Donostia disfrutar del espectáculo de las olas que rompen contra varios puntos de nuestra costa, creando momentos realmente espectaculares. No las olvidarán.

Seguir leyendo icono

Suscríbete a nuestra Newsletter

Tenemos el mejor contenido de calidad turística y te lo enviamos a tu bandeja de entrada todos los meses.

Te van a encantar